miércoles, 17 de agosto de 2011

Mis bordados

¡Hola! ¿qué tal? ¿estáis trabajando en algo? yo sigo aquí dale que te pego con mis cosas. ¿Os habéis animado a pintar un mantel? Ya véis que es muy fácil. Si no lo habéis intentado, hacedlo. Es un buen regalito para una amiga, una hija, para una niña de comunión...Si compráis una vajilla nueva o un juego de desayuno podéis hacer un mantel o unos individuales con las mismas flores o diseño de las tazas o el tazón. Yo os doy unas ideas y ahora vuestra imaginación que haga el resto.
Los manteles bordados son muy elegantes y se suelen utilizar en ocasiones importantes como en navidad o cuando tenemos un invitado en casa. Son menos ponibles porque la mayoría de las veces la tela suele ser hilo o semihilo y se arrugan mucho. Yo casi siempre utilizo una tela de hilo porque tienen más cuerpo y quedan más bonitos y uso muchos colores para bordarlos. Este tipo de mantel tardo aproximadamente una semana, como mínimo, en bordarlo pero la verdad es que la espera merece la pena.
Hoy os traigo en el escaparate de Teresa la foto de un individual que acabé hace unos días. Está bordado cruzando los hilos por detrás y no se ven por arriba. Quedan ideales...voy a empezar a hacer uno en tonos azules...ya os lo enseñaré, ¡a ver qué os parece! Saludos. Teresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario